31 octubre 2011

Jacques Tourneur - Out of the Past (1947)

Inglés/English | Subs: Castellano/Français/English (idx/sub)
97 min | XviD 512x384 | 914 kb/s | 96 kb/s mp3 | 23.97 fps
705 MB

 Retorno al pasado
Un ex-detective vive retirado, con el falso nombre de Jeff Bailey, en una pequeña localidad, regentando una gasolinera, enamorado de la pesca y de una jovencita con la que quiere casarse. Sin embargo, un viejo conocido acude al lugar anunciándole que el jefe quiere verle. Bailey se ve obligado a contarle a su novia su turbio pasado: contratado por un hampón,Whit Sterling, para buscar a su amante, Catie Moffett, fugada con una sustanciosa suma de dinero, Bailery la encontró en Acapulco y se enamoró de ella; ambos se fueron a vivir a San Francisco, pero ella, tras dar muerte a un antiguo socio de Bailey que los había descubierto, volvió a huir. Bailey la encontrará ahora de nuevo en brazos de Sterling y tendrá la razonable sospecha de que éste, sintiéndose traicionado, querrá vengarse de él. (FA)

"Una de las cimas incontestables del cine negro de los cuarenta. El realizador crea unos personajes rotundos y ambivalentes, entre los que destaca un impactante retrato de femme fatale, bajo los rasgos de Jane Greer, que destruye a todo aquel que se le acerca. Una historia alambicada, de innumerables lecturas. Imprescindible" (Miguel Ángel Palomo: Diario El País)

DVD rip y capturas de Kane32 (KG)

Out of the Past is so perfect a film noir that it is considered practically a textbook example of the genre. In his first starring role (it had previously been offered to John Garfield and Dick Powell), Robert Mitchum plays Jeff Bailey, the friendly but secretive proprietor of a mountain-village gas station. As Jeff's worshipful deaf-mute attendant (Dick Moore) looks on in curious fascination, an unsavory character named Joe (Paul Valentine) pulls up to the station, obviously looking for the owner. Jeff is all too aware of Joe's identity; he's been dreading this moment for quite some time, knowing full well that it will mean the end of his semi-idyllic existence, not to mention his engagement to local girl Ann (Virginia Huston). In a lengthy flashback, the audience is apprised of the reasons behind Jeff's discomfort. Several years earlier, he'd been a private detective, hired by gangster Whit Sterling (Kirk Douglas) to find his mistress Kathie Moffett (Jane Greer), who shot him and ran off with $40,000. Jeff traces Kathie to Mexico, but when he meets her he falls in love and willingly becomes involved in an increasingly complicated web of double-crosses, blackmail, and murder. 

La Griffe du passé
Jeff Bailey (Robert Mitchum), pompiste dans une petite ville californienne, retrouve par hasard Joe Stephanos, un homme de main de son ancien employeur, Witt Sterling (Kirk Douglas). Le jeune affranchi lui fait comprendre que Sterling souhaite le revoir au plus vite. Joe va au rendez-vous avec sa fiancée, à laquelle il raconte son trouble passé de détective...


Nuevos enlaces, cortesía de chicharro
http://www24.zippyshare.com/v/R40Y8A6j/file.html
http://www16.zippyshare.com/v/1zqPZF8V/file.html
http://www40.zippyshare.com/v/cVcPQ0dv/file.html
http://www35.zippyshare.com/v/tw1oBMAC/file.html

subs en idx/sub:

http://www58.zippyshare.com/v/qfgBit1g/file.html
--
Jacques Tourneur en Arsenevich

Cat People

28 octubre 2011

Asghar Farhadi - Jodaeiye Nader az Simin (2011)

A Separation / Nader y Simin, una separación
Farsi I Subs: English/Castellano (.srt)
117 min I mkv 720x384 I 1782 kb/s I 192 kb/s AC3 I 25.0 fps
1.47 Gb + 3% recuperación/recovery

http://www.imdb.com/title/tt1832382/

A couple has to make a decision to leave Iran to better the life of their child or to stay and take care of a parent suffering from Alzheimers; however, the couple's marriage may end in divorce. 
Cuando su mujer lo abandona, Nader toma a una joven señora para cuidar de su padre enfermo. Pero ésta está embarazada, y trabaja sin el permiso de su inestable marido. Así Nader deberá enfrentar una serie de problemas, acusaciones recíprocas y mentiras...
 
Nader y Simin, una separación, no tiene una puesta en escena especialmente elaborada o poco convencional, pero en la medida en que sostiene un nivel narrativo tan potente, su relato no da pausa. Esto se fundamenta no sólo en el hecho de que Farhadi combina una trama de hierro con inteligentes abstracciones morales, sino además en que presenta un panorama del Irán contemporáneo, el retrato de un país partido en dos. El mundo de una elite liberal, alejada de los cánones religiosos, resulta fundamentalmente ajeno al de una clase baja conservadora y profundamente religiosa. (...) Farhadi no podrá explicar cómo estas dos experiencias pueden compartir un mismo espacio, pero en los interrogantes filosóficos y políticos que plantea su fim despunta inevitablemente un discurso que podría contribuir a la solución del enigma.
Martin Gobbin, Texte zum Film
 
 

El cine de Farhadi es estratificado, y sin embargo, inmediato.
Enrico Azzano, Cine Clandestino

 
 
Le scénario passionnant d'Asghar Farhadi reflète l'humanité dans toute sa complexité. Complexité des relations homme-femme, non dits, attentes de l'un vis à vis de l'autre, souffrance de la fille prise en étau entre les deux, choix impossibles, les tenants et aboutissants d'une relation de couple moderne sont tous là, traités avec une justesse incroyable.
El apasionante guión de Asghar Farhadi refleja la humanidad en toda su complejidad. Complejidad de las relaciones hombre-mujer, de las cosas no dichas y de las expectativas recíprocas; sufrimiento de la hija con su conflicto entre dos alternativas imposibles; las peculiaridades de una relación de pareja moderna: está todo allí, tratado con una precisión impecable.
Olivier Bacheladr, Abus de Ciné
 
No es mi rip, creo que llegó por torrent anónimo, en un acto de fe mucho antes de que surgieran los subtítulos. Los ingleses hay que agradecérselos a Whymse, de KG, que los puso en circulación hace unos días. Los castellanos son propios, y salen de aquéllos.
 

Nader.Simin.part1.rar
http://www16.zippyshare.com/v/60980818/file.html
Nader.Simin.part2.rar
http://www19.zippyshare.com/v/33176035/file.html
Nader.Simin.part3.rar
http://www5.zippyshare.com/v/95639115/file.html
Nader.Simin.part4.rar
http://www40.zippyshare.com/v/64102508/file.html
Nader.Simin.part5.rar
http://www26.zippyshare.com/v/98720851/file.html
Nader.Simin.part6.rar
http://www21.zippyshare.com/v/42687849/file.html
Nader.Simin.part7.rar
http://www18.zippyshare.com/v/4619874/file.html
Nader.Simin.part8.rar
http://www6.zippyshare.com/v/35915448/file.html

---
Asghar Farhadi en Arsenevich
Chaharshanbe-soori (2006)
Darbareye Elly (2009)
  Jodaeiye Nader az Simin (2011) 

27 octubre 2011

Raoul Walsh - The Thief of Bagdad (1924)

 Muda c/intertítulos en inglésI Subs:Castellano/Francés/Português
140 min I Xvid 480x368 I 1200 kb/s I 192 kb/s AC3 I 23,97 fps
1,37 GB + 3% de recuperación
Abú, un ladronzuelo que actúa por las calles de Bagdad, es detenido y encarcelado. Comparte la celda con el príncipe Ahmad, legítimo heredero del trono de Bagdad, a quien el Gran Visir Jaffar ha encarcelado para arrebatarle el poder.
Douglas Fairbanks queda tan impresionado al visionar Las tres luces (Der Müde Tod, 1921) del realizador germano Fritz Lang, que decide comprar los derechos de distribución del film para EEUU. La influencia delfilm en Doug deriva al terreno artístico, ya que una de sus historias, la que relata la persecución por el legendario Bagdad, le inspira y anima a realizar una película sobre los cuentos de Las mil y una noches.
Bajo su seudónimo habitual, Elton Thomas, Fairbanks firmajunio a Lotta Woods el guión de The Thief of Bagdad, una fantasía plagada de variopintas aventuras en la mítica ciudad oriental, que es convertida en el marco idóneo para el desarrollo del estilo acrobático y desenfadado del actor.
Su estética característica es uno de los puntos fuertes de la película, obtenida mediante los estilizadosdecorados que pone en escena William Cameron Menzies.Con ellos, Fairbanks pretende la consecución de un estilo visual nuevo, transmisor de sensaciones internas, a modo del expresionismo alemán, pero dotado de una energía diferente, más alegre y vivificante.
El resto del equipo también raya a gran altura, desde Hampton Del Ruth, con sus espectaculares efectos especiales, el imaginativo vestuario de Mitchell Leisen, el trabajo del operador Arthur Edeson y, por supuesto, la espléndida labor del realizador Raoul Walsh, el cual, compenetrándose con Fairbanks a la perfección, no duda en sacrificar su toque personal en aras de lograr el dinamismo narrativo que su protagonista requiere.
La película se estrena el 18 de marzo de 1924 en el Liberty Theatre de Nueva York. Además de obtener un enorme éxito, que le lleva a recuperar sobradamente los dos millones y medio que ha costado y de situar a Fairbanks en su cima de popularidad, se convierte en título paradigmático dentro del cine de aventuras, y uno de los films más populares del cine mudo americano. (Luis Enrique Ruiz, Obras Maestras del Cine Mudo)
El ladrón de Bagdad, es el avance más grande y repentino que el cine haya hecho jamás, y al mismo tiempo, es un regreso a la forma de las primeras cintas. Los trucos usados en su realización, son fascinantes, Fairbanks no tiene miedo de recurrir a la magia de la variedad más notoria, usando sogas que, cuando se lanza al aire, se vuelven rí­gidas y escalables, manzanas de oro que devuelven la vida a los muertos, ojos de cristal de í­dolos en los cuales se revela el futuro, alfombras mágicas que vuelan a través de las nubes, caballos con alas, llaves con forma de estrella para abrir el palacio de la luna, además de una dotación de genios, amuletos, talismanes y dragones que exhalan fuego.
Por supuesto que la magia es posible en la pantalla; la primera comedia francesa del mago Georges Mélií¨s lo demostró. Pero Fairbanks ha ido un paso más allá de los lí­mites de esas posibilidades, ha interpretado la hazaña sobrehumana de hacer que la magia parezca probable.
Cuando en Los diez mandamientos (1923, Cecil B. De Mille) el director hizo que el Mar Rojo se abriera, todo el mundo dijo: ese es un gran truco, ¿Cómo lo hizo?; no hay ese tipo de interrupciones mentales en la cinta de Walsh. El espectador mira las fenomenales acrobacias de Fairbanks sin detenerse ni un momento a pensar que son trucos. Más bien los acepta como hechos. Esta cinta, tiene una maravillosa cualidad de cuento de hadas: un recorrido romántico que levanta a la audiencia, y después se vaporiza en nubes rosas y esponjosas. También tiene mucha belleza y solidez de construcción dramática.
Fairbanks y Walsh, actor y director, idearon escenas de sobrecogedora magnitud y grandeza. Construyeron, con increí­ble magnificencia, la ciudad de Bagdad, escenario sobre el que la cinta, llena de gracia, se desarrolla rí­tmicamente y a una velocidad que constantemente aumenta. Después de verla, uno se queda con la misma emoción infantil, creada después de la primera lectura de las historias de Hans Christian Andersen: es dominantemente romántica e irrealmente cautiva.. (...) (Blog de Cine)
Douglas Fairbanks spared no expense for what may be the most lavish fantasy movie ever made. Inspired by the flying-carpet effects of Fritz Lang's somber but spectacular Der Müde Tod, Fairbanks (ever the canny businessman) bought the American rights, then hid the film away as he created his own show-stopping adventure, an adaptation of A Thousand and One Nights in which the magic-carpet ride was but one of many fantastic marvels. Swaggering through massive marketplace sets and cavernous throne rooms as an incorrigible thief and pickpocket, he scales towering walls (with the help of a magic rope) and leads a merry chase through crowded bazaars in his pursuit of loot--until he falls in love with the beautiful princess and vows to win her heart. This jaunty opening is but mere preamble to the spectacular second act. As three kings scour the globe to retrieve the rarest treasures known to man, the repentant thief embarks on an odyssey through caverns of fire and underwater caves. The marvelous special effects--from the smoke-belching dragon and underwater spider to the flying horse and magic armies arising from the dust--may show their seams but glow with a timeless sense of wonder. William Cameron Menzies's magnificent sets appear to have leapt from the pages of a storybook. As the adventure concludes in a torrent of movie magic that cascades nonstop through the breathless final hour, Fairbanks commands the screen with a hearty laugh and graceful athleticism, the cinema's first action hero triumphant. Kino's restored edition is tinted and features an organ score by Gaylord Carter. --Sean Axmaker
"Se me cortò la respiraciòn cuando vi los sets... La maestrìa de Menzies era lo suficientemente grande como para convencerme de que estaba caminando por las calles de Bagdad... Cambiè mi mentalidad entonces y allì mismo. Harìa El Ladròn de Bagdad y serìa la mejor pelìcula que hubiera dirigido. Eso es lo que el genio de un hombre puede hacer con el ego de otro." Raoul Walsh

Bagdad.part1.rar
http://www38.zippyshare.com/v/78159671/file.html
Bagdad.part2.rar
http://www68.zippyshare.com/v/18185117/file.html
Bagdad.part3.rar
http://www38.zippyshare.com/v/64245476/file.html
Bagdad.part4.rar
http://www73.zippyshare.com/v/84043071/file.html
Bagdad.part5.rar
http://www51.zippyshare.com/v/84986820/file.html
Bagdad.part6.rar
http://www1.zippyshare.com/v/31619224/file.html
Bagdad.part7.rar
http://www12.zippyshare.com/v/1219452/file.html
Bagdad.part8.rar
http://www32.zippyshare.com/v/61227126/file.html

-o-
Raoul Walsh en Arsenevich
The Thief of Bagdad (1924)

20 octubre 2011

Claude Chabrol - Juste avant la nuit (1971)


Francès/French | Subs: Castellano/English
102 min | XviD 672x400 | 1718 kb/s | 128 kb/s mp3 | 25 fps
1,32 GB + 3%  recuperaciòn
Charles Masson, un ejecutivo de publicidad casado, estrangula durante una sesión de sadomasoquismo a su amante, una mujer que además era la esposa de su mejor amigo, el arquitecto François Tellier. Sintiéndose pronto presa de los remordimientos, Charles...
Un elegante burgués asesina por error a su amante. Aunque nadie sospeche de él, no puede ya disfrutar de la placidez de su hogar familiar, del confort anterior. Se siente culpable del delito y busca para sí mismo algún castigo que le redima, mientras las investigaciones policiales siguen su curso.Este es el esquema de este bello filme de Claude Chabrol rodado en el año 1971 y que, en cierto modo, cierra un ciclo de este autor francés, miembro destacado de la nueva ola, compuesto, entre otras películas, por La rupture, La mujer infiel, Accidente sin huella y El carnicero: se trata de una radiografía de la burguesía francesa realizada en clave de cine de suspense. Algunos de estos títulos, como es el caso de Al anochecer, fueron interpretados por Michel Bouquet, un sólido e inteligente actor, de cuya acusada personalidad quedaron profundamente marcados. Así lo escribía Jean Colas en Cinema des français: "Basta seguir a Michel Bouquet de un filme a otro, de un personaje a otro para apreciar qué era un burgués francés hacia 1970. Hay una relación entre ciertos tipos humanos y algunas épocas. Puede pensarse que Michel Bouquet, filmado por Claude Chabrol, y por algunos otros, será una imagen emblemática del burgués de la etapa de Pompidou".En este filme, Michel Bouquet interpreta al involuntario asesino. Matiza el actor con cuidado sus conflictos morales, que Chabrol contempla con cierta distancia, incluso visual, alejando del personaje la cámara en algunos de sus momentos más graves. "Chabrol actualmente no juzga, muestra", escribió Miguel Marías, "y deja al espectador en libertad de juzgar y es precisamente en esta película donde su postura ante la burguesía queda más clara; Chabrol se muestra, al mismo tiempo, más interesado, más implicado en sus personajes,y más ajeno mentalmente, más distante de su mundo". Por otra parte, el crítico Fernando Lara abundaba en este mismo tono narrativo al considerar que "como un lago alpino, bajo el que se esconden los más temibles monstruos acuáticos, el cine de Claude Chabrol presenta una apariencia tranquila y sin sobresaltos que en nada se diría corresponde a lo terrible de los hechos narrados. Por debajo de una superficie de cotidianeidad, de que nunca pasa nada, unos seres se convulsionan y agitan en un marasmo de reglas y contradicciones, de obsesiones y angustias". Al anochecer no tuvo en España su merecido éxito, a consecuencia, quizá, de la mutilación parcial de la primera secuencia, que es precisamente la del asesinato, de la que la censura eliminó las ráfagas de desnudos que aparecen en ella.
Claude Chabrol’s 1971 film Juste Avant La Nuit could have been called “The Complete Complacency of the Bourgeoisie”. It’s a fascinating study in guilt which avoids most of the obvious narrative avenues, deciding instead to explore the way an individual deals with his guilt and the manner in which the revelation of his crime is dealt with by those around him. Typically, Chabrol’s interest lies not so much in the crime as in the way the crime and its aftermath fit in to a stiflingly self-satisfied bourgeois environment. Equally characteristically, his analysis of this society is bleak, cruel and remarkably bitter. The film begins with the crime. Charles (Bouquet), an advertising executive, is in the process of playing a brutal sado-masochistic game with Laura, his mistress and the wife of his best friend Francois (Perier). When he leaves her, she is lying dead on the bed, in circumstances which remain mysterious for much of the film. What we know for certain is that he is, in some way, responsible for her death. He returns to his wife Helene (Audran) and their children, leaving the crime to be discovered by the police, and all seems well. The police are baffled and Francois refuses to believe that his best friend could have anything to do with it. But Charles’ feeling of remorse gradually becomes too intense to bear and he decides that he must tell someone the truth about what happened. The results of his truth-telling, however, are not what he expected.
"En general, en las películas de suspense, es la trama la que mantiene la acción. En mis películas no ocurre así. Es más bien lo que aprendemos de los personajes. En el análisis final, la trama no tiene una importancia tremenda. Intento sacarla adelante en el primer intento." Claude Chabrol
Juste.Avant.part1.rar
http://www52.zippyshare.com/v/19513755/file.html
Juste.Avant.part2.rar
http://www30.zippyshare.com/v/80688956/file.html
Juste.Avant.part3.rar
http://www50.zippyshare.com/v/55879243/file.html
Juste.Avant.part4.rar
http://www57.zippyshare.com/v/81361025/file.html
Juste.Avant.part5.rar
http://www35.zippyshare.com/v/30998796/file.html
Juste.Avant.part6.rar
http://www9.zippyshare.com/v/82064469/file.html
Juste.Avant.part7.rar
http://www44.zippyshare.com/v/94471417/file.html
-o-
Claude Chabrol en Arsenevich

18 octubre 2011

Jean-Luc Godard - Detective (1985)

 Francès/French I Subs:Castellano/English
98 min I Xvid 720x528 I 1773 kb/s I 128 kb/s cbr mp3 I 23,97 fps
1,31 GB
En la habitación de un hotel de París, William Próspero, con la ayuda de su sobrino y de la novia de éste, trata de resolver un misterio: hace dos años, en esa misma habitación fue asesinado un hombre y el caso quedó sin resolver.
Un lujoso hotel palaciego. La pantomima sagaz de Jean-Pierre Léaud. Falsos detectives tras un crimen esquivo. Boxeadores eternamente en shorts, peleas arregladas. Una pareja en descomposición que ejerce presión sobre un manager de púgiles deudor. La mafia, la princesa de Bahamas. Las facciones pétreas y felinas de Johnny Halliday maduro. Julie Delpy jovencísima. Intrigas de pasillo, amores desesperados. Tetas adolescentes. Y el mundo exterior, fuera del hotel, que sólo existe a través de la banda sonora barroca, tanto o más narrativa que la deslumbrante sucesión de planos de bolas de billar, lámparas de techo de mil focos, superficies reflejantes que se igualan por montaje a caras opacas, a discursos aprendidos y repetidos que sólo suenan falsos al espectador, jamás al mundo de los personajes. La verdad sólo existe en los libros, que circulan como biblias interinas. Destellos que recuerdan al policial negro, pero que lo hacen sentir lejano, obsoleto. Una intriga múltiple que avanza a ritmo de thriller pero que bien podría avanzar en otra dirección. Godard pocas veces hizo una película más intrigante o, en otras palabras, más hermosa. (Bafici, Guido Segal)
Godard no es sólo un iconoclasta inteligente. Es un «destructor» deliberado del cine, no el primero que ha conocido este arte, pero sí, por cierto, el más tenaz, prolífico y oportuno. Su actitud respecto de las reglas consagradas de la técnica cinematográfica como el corte discreto, la coherencia del punto de vista y la claridad argumental, es comparable a la actitud de repudio de Schoenberg respecto del lenguaje tonal que predominaba en la música alrededor de 1910 cuando él entró en su período atonal, o a la actitud de desafío que adoptaron los cubistas frente a reglas sacralizadas de la pintura tales como la figuración realista y el espacio pictórico tridimensional.
Los grandes héroes culturales de nuestra época han compartido dos cualidades: todos han sido ascéticos en algún sentido ejemplar, y también han sido grandes destructores. Este perfil común ha permitido que se materializaran dos actitudes distintas, pero igualmente acuciantes, frente a la «cultura» misma. Algunos como Duchamp, Wittgenstein y Cage, identifican su arte y pensamiento con una actitud desdeñosa respecto de la cultura oficial y el pasado, o por lo menos sustentan una posición irónica de ignorancia o incomprensión. Otros—como Joyce, Picasso y Godard—exhiben una hipertrofia del apetito por la cultura (aunque a menudo su avidez es mayor por los detritos culturales que por los logros consagrados en los museos); y para progresar hurgan en los basureros sde la cultura, al mismo tiempo que proclaman que nada es ajeno a su arte.
Del apetito cultural en esta escala nace la creación de obras que pertenecen a la categoría de los epítomes subjetivos: despreocupadamente enciclopédicas, antológicas, formal y temáticamente eclécticas, y marcadas por la impronta de una rápida rotación de estilos y formas. Así, una de las características más notables de la obra de Godard consiste en sus audaces esfuerzos de hibridación. Las mezclas despreocupadas de tonalidades, temas y técnicas narrativas que practica Godard sugieren algo parecido a la amalgama de Brecht y Robbe-Grillet, Gene Kelly y Francis Ponge, Gertrude Stein y David Riesman, Orwell y Robert Rauschenberg, Boulez y Raymond Chandler, Hegel y el rock and roll. En su obra se acoplan libremente técnicas tomadas de la literatura, el teatro, la pintura y la televisión, junto con alusiones ingeniosas e impertinentes a la historia del mismísimo cine. A menudo los elementos parecen contradictorios, como cuando se combina lo que Richard Roud llama «un método narrativo de fragmentación/collage» con la estética desnuda, escudriñadora y neorrealista de la televisión (por ejemplo, las entrevistas, filmadas en primer plano frontal y plano medio, en Une femme mariée, Masculin féminin y Deux ou trois choses ; o cuando Godard utiliza composiciones visuales muy estilizadas (por ejemplo los azules y rojos reiterativos en Une femme est une femme, Le mépris, Pierrot le fou, La chinoise y Week-end) al mismo tiempo que parece ansioso por subrayar el aire de improvisación y por emprender una búsqueda incansable de las manifestaciones «naturales» de la personalidad que se desarrollan frente al ojo insobornable de la cámara. Pero aunque por principio todas estas fusiones sean chocantes, los resultados que obtiene Godard desembocan en algo armonioso, plástica y éticamente seductor, y reconfortante desde el punto de vista emocional.
El aspecto conscientemente reflexivo de las películas de Godard es la clave de sus energías. Su obra constituye una meditación formidable sobre las posibilidades del cine, lo cual ratifica lo que ya he alegado, o sea, que ingresa en la historia del cine como su primera figura premeditadamente destructora. Dicho en otros términos, se puede observar que Godard es probablemente el primer director de gran envergadura que se dedica al cine en el ámbito de la producción comercial con un propósito explícitamente crítico. «Sigo siendo tan crítico como lo era en la época de Cahiers du Cinéma», ha afirmado. (Godard escribió con regularidad para esa revista entre 1956 y 1959, y aún colabora esporádicamente en ella.) «La única diferencia estriba en que en logar de escribir críticas, ahora las filmo.» En otro contexto, describe Le petit soldat como «autocrítica», y esta palabra también se aplica a todas las películas de Godard.
Pero el hecho de que las películas de Godard hablen en primera persona, y contengan reflexiones esmeradas y a menudo humorísticas sobre el cine como medio, no refleja un capricho personal sino el desarrollo de una tendencia consolidada de las artes a volverse más conscientes de sí, más referidas a sí mismas. Las películas de Godard, como todo conjunto de obras importantes ceñidas a los cánones de la cultura moderna, son sencillamente lo que son y también son acontecimientos que empujan a su público a reconsiderar el sentido y la magnitud del arte que representan: no son sólo obras de arte, sino actividades meta artísticas encaminadas a recomponer la sensibilidad total del público. Lejos de deplorar esta tendencia, pienso que el futuro más prometedor del cine como arte coincide con esta orientación. Pero las condiciones en que el cine perdura como arte serio hacia las postrimerías del siglo XX, aumentando su preocupación por sí mismo y su espíritu crítico, sigue permitiendo una vasta gama de variaciones. El método de Godard está muy alejado de las estructuras solemnes, exquisitamente conscientes y autodestructivas de Persona, la gran película de Bergman. Los procedimientos de Godard son mucho más festivos, juguetones, a menudo ingeniosos, unas veces impertinentes y otras sólo cándidos. Como cualquier polemista experto (cosa que Bergman no es), Godard tiene el coraje de simplificarse a sí mismo. Esta cualidad simplificadora que se manifiesta en muchas obras de Godard es tanto una suerte de generosidad para con su público como una agresión contra éste. Y, en parte, no es más que el excedente de una sensibilidad inagotablemente vivaz. (Susan Sontag, Estilos Radicales)
Returning to the gangster territory that shaped his earliest films, director Jean-Luc Godard, in DETECTIVE, uses a standard plot device--the solving of a murder--to springboard his thoughts and beliefs on film and video, pornography, urban living in France, language, love, and boxing. The plot, what little there is of it, takes place entirely in the Hotel Concorde at St. Lazare in France and centers around the attempt of Nathalie Baye and Claude Brasseur--an unhappily married couple--to recover a debt owed them by boxing manager Johnny Hallyday, who also owes money to mafioso Alain Cuny. Hallyday, however, is too broke to pay either. In fact, he is too broke to pay for a gym for the training of his new boxer, Stephane Ferrara, so he coaches him, instead, in his hotel room. In the midst of all this, hotel detective Jean-Pierre Leaud, his girl friend, Aurelle Doazan, and his uncle, Laurent Terzieff, are trying to solve the two-year-old murder of a prince.
"El cine es como el fútbol: nadie duda en dar su opinión, en decir que es formidable o asqueroso. El cine es un arte mutante, que viene al final de algo, que es un signo de algo. Por esta razón el último capítulo de Histoire(s) du cinéma se titula "Los signos entre nosotros". Ahora todo el mundo puede decir: "Yo hago cine". Y la prensa añade por escrito: "Con las pequeñas cámaras digitales, todo el mundo puede llegar a ser cineasta". Pues bien, llegad a serlo, amigos."  Jean-Luc Godard
Nuevos enlaces de chicharro
http://www11.zippyshare.com/v/WVlE4KBX/file.html
 http://www28.zippyshare.com/v/OkreRpdJ/file.html
 http://www61.zippyshare.com/v/exLiqRoC/file.html
 http://www21.zippyshare.com/v/p1p9pk0X/file.html
 http://www6.zippyshare.com/v/sh5b7C6i/file.html
 http://www54.zippyshare.com/v/hCmmE89W/file.html
 http://www62.zippyshare.com/v/aeO3Whx8/file.html
 
subs:
http://www37.zippyshare.com/v/U3GlVhUt/file.html

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°
Godard en Arsenevich
Detective (1985)
 Liberté et patrie (2002) (con Anne-Marie Miéville)

17 octubre 2011

Alain Resnais - Mélo (1986)

Francés/French | Subs: Castellano/English
110 min | XviD 720x432 | 1630 kb/s | 128 kb/s mp3 | 23.97 fps
1,35 GB + 3% recuperación/recovery

Mélo es el diminutivo en francés de melodrama, y eso es, básicamente, lo que se pone en escena: en el París de los años ’20, un famoso violinista inicia un affaire con la esposa de un amigo. Sin embargo, la tragedia signará a estos amantes. Puesto que la historia no viene acompañada de ninguna ruptura temporal, Mélo fue considerado en su momento el film más convencional de Resnais, pero el crítico Jonathan Rosenbaum incluye esta película dentro de sus cien favoritas de la historia del cine.

DVD rip y capturas de peppermint (KG)

In Paris in the 1920s, a concert violinist meets and falls in love with a stylish young flapper who's the wife of an old friend.
Romaine instigates the affair with Marcel, and carries it forward even as her husband, Pierre, falls ill. She may even be purposely giving Pierre a treatment that adds to his misery. After Marcel returns from a concert tour and Romaine stoops to a new low in abandoning Pierre for an assignation, she reconsiders the affair and takes a drastic step. Three years later, Pierre pays Marcel a visit to demand the truth. Will the jealous and aggrieved Marcel manage a convincing performance?

See Jonathan Rosenbaum's review.

La scène d'ouverture qui se passe dans un petit jardin de banlieue permet à Mélo de démarrer dans la légèreté et l'insouciance autour des retrouvailles de deux vieux amis. Puis, peu à peu, les ressorts du scénario se mettent en place. Sabine Azema succombe sous le charme de Dussolier, le fascinant violoniste et souhaite le rencontrer seule. A partir de là, sa double vie l'entraîne dans le mensonge et même pire. Le trio d'acteurs donne beaucoup de crédibilité à cette banale histoire de mari trompé...


Resubida por chicharro!

http://www59.zippyshare.com/v/HffjzKBz/file.html
 http://www28.zippyshare.com/v/MVrTIvYO/file.html
 http://www48.zippyshare.com/v/rr33wyWf/file.html
 http://www27.zippyshare.com/v/eJ6WIQhu/file.html
 http://www38.zippyshare.com/v/nfORNsif/file.html
 http://www30.zippyshare.com/v/utkDmION/file.html
 http://www13.zippyshare.com/v/AUeydLE5/file.html
 http://www73.zippyshare.com/v/9vXtBCKq/file.html
 --
Alain Resnais en Arsenevich
Guernica (1950)
 Nuit et Brouillard (1955)
L'année dernière à Marienbad (1961)

Je t'aime, je t'aime (1968)
Providence (1977)
Mon oncle d'Amérique (1980)
L'amour à mort (1984)
Mélo (1986)
On Connaît la Chanson (1997)
Les herbes folles (2009)

14 octubre 2011

Christopher Maclaine - The End (1953)

 
Inglés/ English I Subs: Castellano (.srt)
34 min I Xvid
640x480 (4:3) I 1504 kb/s I  192 kb/s mp3 I 23.970 fps
440 Mb

http://www.imdb.com/title/tt0045728/


The End tells the stories of seven people on the last day of their lives: most of them are preparing to kill themselves, but the world is also about to be annihilated by the bomb. 
La historia de siete personas en el último día de sus vidas; la mayoría preparan el suicidio por su cuenta, sin saber que la ciudad también está a punto de ser aniquilada por la bomba atómica.
Christopher Maclaine, a beat poet of the 1940s and '50s living in San Francisco, made only four films in his lifetime; the first and longest two — The End (1953), which is 35 minutes, and the 14-minute The Man Who Invented Gold (1957) — present the profoundest challenge to viewer identification I know of. Avoiding the extreme (though brilliant) conceptual anticinema of such filmmakers as Maurice Lemaître, Maclaine tells stories based in social reality but in a manner so profoundly fragmented, so unnerving, as to give even viewers who've seen the works many times a series of perceptual shocks. Among the greatest films I've ever seen, these twin fables of doom and redemption are also unlike any others I know. After perhaps 20 viewings of The End over the past 30 years, I feel as if I'm only beginning to understand its greatness.
Yet Maclaine and his films have received scant recognition. According to the films' sole distributor, in the past decade The End has been rented twice for Chicago screenings and the other three haven't been rented for showings at all. Chicago Filmmakers' screening of Maclaine's complete works (Friday night only) could include some Chicago premieres. Maclaine isn't discussed in most standard film histories — no surprise, given their scant treatment of experimental work — but he doesn't even come up in most histories of avant-garde filmmaking. And of the two books on beat filmmaking that I know, one doesn't mention him at all and the other gives him less than half a page, mostly quoting the filmmaker Stan Brakhage and styling his name incorrectly, as Brakhage does, as "MacLaine."
Perhaps it's the extremely crude look of his films that puts people off. At first glance it doesn't seem Maclaine has given much thought to the framing, lighting, composition, or camera movement. And his editing — arguably his greatest talent — can seem sloppy, with its jittery rhythms, mismatched cuts, and sudden tangents. An impatient viewer might attribute these films to a careless, naive speed freak — which, sad to say, Maclaine also was.

Christopher Maclaine, poeta beat de los años 40 y 50 que vivió en San Francisco, hizo sólo cuatro films en su vida; los dos primeros, y a la vez los más largos -The End (1953), de 35 minutos, y The Man Who Invented Gold (1957), de 14-, presentan el mayor desafío a la identificación del espectador de que yo tenga noticia. Evitando el extremo (si bien brillante) cine anticonceptual de directores como Maurice Lemaître, Maclaine narra historias basadas en la realidad social pero de una manera tan profundamente fragmentada, tan enervante, que aun espectadores que han visto las obras varias veces sufren una serie de sacudidas perceptuales. Contándose entre los films más importantes que he visto, estas fábulas gemelas de muerte y redención no se comparan tampoco con nada que yo conozca. Después de haber visto The End unas veinte veces en los últimos treinta años, siento que recién empiezo a comprender su grandeza. 
Maclaine y sus films han recibido empero escaso reconocimiento. Según su distribuidor exclusivo, en la década pasada The End se alquiló sólo dos veces para proyecciones en Chicago, y los otros tres films en ninguna ocasión. De tal modo, la muestra de la obra completa de Maclaine por parte de Chicago Filmmakers este viernes pudo incluir varios estrenos para la ciudad. En las historias del cine más comunes, el nombre Maclaine brilla por su ausencia -lo cual no ha de sorprendernos, dado el habitualmente escaso tratamiento del cine experimental-, pero tampoco surge a menudo en la mayoría de las historias del cine de vanguardia. Y de los dos libros de cine beat que conozco, uno ni lo menciona, mientras que el otro le dedica apenas media página, mayormente comentarios del director Stan Brakhage, con el apellido consecuentemente mal escrito, tal como lo escribía Brakhage: "MacLaine".
Tal vez sea el aspecto extremadamente crudo de estos films lo que espanta a la gente. A primera vista, no parece que el realizador se haya preocupado mucho por el encuadre, la iluminación, la composición, o los movimientos de cámara. Y el montaje -verosímilmente su mayor talento- puede parecer desprolijo, con sus ritmos sobresaltados, cortes desparejos y repentinas tangentes. Un espectador impaciente podría atribuir estos films a un descuidado, ingenuo y acelerado freak, algo que -triste es decirlo- Maclaine también era.
Fred Camper, Chicago Reader

This may in fact be the first genuine beat film, profoundly inventive and advanced for its time. Maclaine outlook is bleak and his techniques are crude, creating a film which is deliciously inept, but glorious. One of cinema starkest evocations of the Cold War period and its effect on creative thought, situated in the beat milieu of 1950s San Francisco but speaking in direct terms to generations of lost souls.
Puede que éste sea el primer film beat genuino, profundamente inventivo y avanzado para su tiempo. La visión de Maclaine es sombría, y sus técnicas son crudas, creando así un film que es deliciosamente inepto, pero al mismo tiempo glorioso. Una de las más fuertes evocaciones de la Guerra Fría en el cine, así como de sus efectos en el pensamiento creativo, situado en el medio beat de los años 50 en San Francisco, pero hablando en forma directa a generaciones de almas en pena.
Mark Webber
With Maclaine, we are going back to the source of the Beats; he was the filmmaker who chronicled the movement as it happened and created a center of one of the aspects of the Beat myth seven or eight years before the grand epic of Beat became nationally known with Allen Ginsberg and Jack Kerouac.... I have seen The End more than fifty times, and there are moments when I still begin to tremble at the psychological blockages and outright terror of it. Unquestionably, it is Maclaine masterpiece.
Con Maclaine estamos volviendo a la fuente del movimiento beat; fue el director que hizo la crónica del movimiento a medida que transcurría y creó el eje de uno de los aspectos centrales del mito Beat siete u ocho años antes de que la gran épica del Beat alcanzara conocimiento nacional con Allen Ginsberg y Jack Kerouac... He visto The End más de cincuenta veces, y hay momentos en que todavía tiemblo ante los bloqueos psicológicos y el absoluto terror que alberga. Sin duda, se trata de la obra maestra de Maclaine.
Stan Brakhage

One can feel behind the film images and its sounds the movements of a complex and beautiful spirit, the movements which lead you to your own unexpected, exalted, chance discoveries. The beauty of The End is stronger than the crooked silliness of governments, the blabberings of sociologists and politicians.
Detrás de las imágenes de este film y de sus sonidos, podemos sentir los movimientos de un espíritu complejo y bello, movimientos que nos guiarán a través nuestros propios, exaltados, inesperados, descubrimientos. La belleza de The End es más fuerte que la retorcida estupidez de los gobiernos, que los balbuceos de sociólogos y políticos.
Jonas Mekas 

En In Search of Christopher Maclaine: Man, Artist, Legend, Brecht Andersch analiza The End plano por plano. (Sitio del Museo de Arte Moderno de San Francisco, en inglés)

Una suerte de meteorito vanguardista que suscita gran devoción: me pareció interesante hacerla circular. Subtítulos castellanos de un servidor; espero que se sincronicen bien, ya que cambiamos la copia: tras la expiración de megaupload, resubimos en RS una que scalisto encontró en KG, rip de mysteriousmountain.

Enlaces, incluyendo subtítulos castellanos:
The End 1953.part1.rar
http://www59.zippyshare.com/v/Nh3Bv6Em/file.html
 The End 1953.part2.rar
http://www59.zippyshare.com/v/RGXAYpI5/file.html
 The End 1953.part3.rar
http://www59.zippyshare.com/v/G9udeySV/file.html